movil_en_mesa

 

En ocasiones cuando vemos una imagen que nos inclina a sonreír como es el caso, sería bueno leer un poco “tras bastidores”, es decir sacar la información que está escondida y que puede ser el botón de inicio de una idea brillante y de la que puedes sacar mucho provecho.

Acompáñanos que te lo explicamos.

Los Smartphones cambian nuestro día a día

La esencia de la imagen que encabeza este artículo va más allá del chiste en sí. Si te fijas, está arrojando directo a tus ojos una realidad que por habitual ya pasa incluso inadvertida en nuestra sociedad actual.  Esta imagen te está diciendo que el teléfono móvil es hoy en día, algo más que un aparato para llamar y que me llamen, o un localizador de personas. Este aparatito se ha convertido en parte  esencial de nuestras vidas y de nuestros hábitos, hasta tal punto que está amenazando con cambiar hasta las mismísimas reglas de etiqueta y protocolo (no te extrañe que en La Zarzuela  y en La Moncloa ya están planteándose el tema).

No es difícil ver la realidad que arroja esta viñeta cuando vamos a un restaurante, a una comida de trabajo o a una reunión familiar. Es verdad que quizás no vemos tal grado de exageración cómo se muestra aquí, pero sí que podemos ver que las personas están atadas a sus smartphones como un enfermo de corazón a su “marcapasos”, y por ello es frecuente ver personas en las siguientes situaciones:

  1. Hablando solos por la calle (llevan sus cascos puestos mientras sostienen una conversación por su móvil, tan contentos ellos).
  2. Dando la impresión de que mientras conducen hablan con un fantasma o con su amigo imaginario de la niñez (con el manos libres).
  3. En un bar a la hora del típico desayuno español en el acostumbrado bar del barrio cercano a su casa o trabajo, al lado de un par de amigos o compañeros, estando aparentemente acompañados, aunque en realidad parece que todos son invisibles para todos (están usando su Whatsaap, mirando su Facebook o twiteando incluso con el mismo amigo que tiene en la silla del frente).
  4. En un congreso, seminario o curso aparentemente para quien los ve, sintiéndose aburridos por el orador o ponente de turno (no, no lo está, retransmite en directo vía Twitter todo lo que está escuchando y cree que puede interesar a sus seguidores.
  5. En la cama, con su pareja dormida al lado (o no, puede que él o ella también estén haciendo lo mismo), al parecer sufriendo una de sus noches de insomnio más aguda. ¡Para nada¡ Es que no puede despegar sus ojos de las últimas noticias de sus amigos o su negocio, que está leyendo en su móvil.

Y podríamos seguir presentándote interminables situaciones que hoy día son ya parte de la vida misma de la gran mayoría de individuos. Y sí, ya no es producto de tu imaginación creer que estás reproduciendo por una aparente y repentina paranoia,  aquellas películas de ciencia ficción antiguas en las que el guionista te atemorizaba mostrándote que las máquinas iban a dominar a los hombres. Esto ya no es ficción, esto ya vive entre nosotros.

bebe_movil

Entonces, si vives en el mundo de la tecnología punta, de los smartphones y los teléfonos inteligentes, si no tienes duda de que tanto un niño como el abuelito que se sienta a compartir con sus amigos en un banco del parque, ya son usuarios habituales y permanentes de un aparato de telefonía móvil, si ves cuando vas a un centro comercial que además de los supermercados,  existen otras tiendas “mágicas” donde pases a la hora que pases, siempre están llenas de gente en cola esperando su turno para ser atendidos, y ¡sorpresa¡ estas tiendas son aquellas que venden productos y servicios relacionados con los móviles,  y si para más inri estás en paro o quieres iniciar un negocio por cuenta propia, nuestra pregunta obligada es:

¿Qué esperas para emprender en un negocio en el que un gran porcentaje del éxito ya está asegurado?

¿Qué por qué te decimos esto?, preguntas. Pues la respuesta es fácil. Porque:

  1. Ya tienes los clientes potenciales definidos.
  2. Ya no es una “idea” de negocio. Es una “realidad” de negocio.
  3. Puedes palpar, ver y escuchar sus excelentes resultados.
  4. Tienes un buen margen de beneficios económicos y de prestigio
  5. Tienes una empresa fuerte y ya conocida que te sostiene detrás y te apoya en tu iniciativa como emprendedor.
  6. Además hay una viñeta más arriba que convierte en tesis nuestra hipótesis.

¿Quieres más razones todavía para probar con una empresa como YOMOBIL?

Llámame y te las cuento en persona. ¡No lo dejes para después del verano!

 

Nos interesa tu opinión

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR